¿Te ha sucedido que, al improvisar en la guitarra, te quedas en blanco? ¿No sabes cómo continuar, o lo que tocas suena más a un ejercicio de escala que a una verdadera melodía? No te preocupes, en esta lección veremos 5 consejos esenciales para mejorar tus improvisaciones en la guitarra eléctrica y enriquecer tus fraseos.

Sin más, ¡comencemos!

Domina la escala pentatónica

El primer consejo es básico pero crucial: dominar la escala pentatónica. Esta escala es la base de muchos solos de guitarra y es muy estable. De ella se derivan muchas otras escalas con solo añadir dos intervalos adicionales a sus cinco intervalos base.

Existen cinco posiciones o patrones de la escala pentatónica, pero te recomiendo enfocarte principalmente en el Patrón 1 y el Patrón 2. El Patrón 1 es útil para improvisar en tonalidades menores, mientras que el Patrón 2, que puede considerarse como la Escala Pentatónica Mayor, se emplea en tonalidades mayores.

Dedica tiempo a memorizar estas dos posiciones y practícalas en diferentes tonalidades. Un ejercicio eficaz es tocar el Patrón 1 de la Pentatónica de A para tonalidades menores y luego el Patrón 2, también comenzando en A, para tonalidades mayores. Luego, sube un tono y repite el ejercicio.

Practica estas posiciones hasta que puedas mover tus dedos sin pensar. Esto te proporcionará una base sólida para tus improvisaciones. Si deseas dominar la escala pentatónica y toda la teoría musical necesaria, te recomiendo que revises el Curso Completo de Escala Pentatónica, disponible en la Academia Volumen12.

Quizás también te interese: Escala Pentatónica Mayor.

Incorpora frases musicales (Licks)

El segundo consejo es integrar frases musicales, o licks, en tus solos. Estos pequeños fragmentos melódicos pre-aprendidos pueden hacer que tu solo suene más interesante y profesional, aportando estructura y consistencia a la improvisación.

¡Recuerda que en el vídeo tienes todos los ejemplos de frases para que las utilices!

Tener un buen repertorio de licks es muy útil al improvisar. Con el tiempo y la práctica, podrás modificar estas pequeñas frases sobre la marcha, adaptándolas según la situación.

Varía tu ritmo

El tercer consejo es variar tu ritmo. No toques todas las notas con la misma duración. Usa notas largas y cortas, añade silencios y experimenta con diferentes patrones rítmicos. Esto añade dinamismo a tu improvisación.

Observa cómo puede cambiar el sonido de una frase aplicando diferentes ritmos. Jugar con el ritmo puede hacer que tu solo sea mucho más emocionante.

Usa la técnica del Bend y Vibrato

El cuarto consejo es utilizar bendings y vibratos. Estas técnicas añaden expresión a tu interpretación. Los bendings te permiten alcanzar notas más altas de manera más emotiva, mientras que el vibrato da vida y personalidad a tus notas.

Practica estas técnicas lentamente y asegúrate de controlar bien la afinación, es decir, que cuando realices un bend, llegues realmente a la nota deseada y no suene desafinado.

También es importante que el movimiento a la hora de realizar los vibratos sea controlado. En la academia, encontrarás ejercicios para practicar estos conceptos.

Aprende de otros guitarristas

El último consejo es escuchar a otros guitarristas. Aprende de los grandes, como Jimi Hendrix, Eric Clapton, B.B. King, David Gilmour, o cualquier otro guitarrista que se adecúe a tus gustos. Presta atención a cómo estructuran sus solos y qué técnicas utilizan. Toma inspiración y luego aplícala a tu estilo.

Recuerda que la improvisación es una conversación musical. Cuanto más vocabulario tengas, es decir, licks, recursos y técnicas, y también conocimientos teóricos, mejor podrás expresarte.

Conclusión

Y ahí lo tienes, cinco consejos para mejorar tus improvisaciones y solos de guitarra. Pon en práctica estos consejos y verás cómo tu habilidad y confianza al improvisar aumentan. Si te ha gustado este artículo, compártelo. Y si quieres seguir aprendiendo aún más, inscríbete ahora gratis en la Academia Volumen12. ¡Nos vemos en la próxima!